Cinco sentidos para cuatro estaciones.

Una edición de Vera-Cruz y Graciela Fernández de la Reguera.

Diseño Gráfico: Amparo Coterillo.

Fotografía: Jorge Fernández Bolado.

Financiado por: Gobierno de Cantabria. Consejería de Cultura.

Santander, 2009.

ISBN: 978-84-613-3642-5

La gastronomía regional, la pintura y la poesía constituyen el hilo conductor del libro; poemas, pinturas y recetas de diferentes restaurantes, integran una antología muy hermosa, editada en tapa dura.

Presentación del libro a la prensa.

Los poemas de Nieves Álvarez, abordan el verano. De ellos aquí se influye el que sigue.

CLASES PARTICULARES

El verano llegó como llegan las dudas,

los suspensos, las flores y los sueños.

Tú estudiabas un libro

de matemática moderna. Solos

tú y yo nos dedicamos

a explorar los espacios

buscando transformar la geometría.

y las cabezas juntas –

Giros y combinados, rotaciones,
juegos cruzados de persecución,
diferentes maneras
de integraciones métricas
– y el aroma a nosotros -,
Combinamos el tiempo y aprendimos
los caminos secretos
de todas las medidas arbitrarias
de la capacidad
– y tu voz y la mía -,
Diagrama de Venn, intersecciones,
disyunción, negación, agrupamiento
del origen en planos, juegos preliminares,
– y tu mano en mi mano -,
Elevado nivel en la abstracción
del número “dos” con la letra N,
que intentaba cerrarse al infinito,
en nítido conjunto en paralelo
– y los labios tan cerca -.

No hubo escapatoria,
aplicamos las reglas de De Morgan
al simbolismo lógico.
Nam, Kam, azul, cuadrado,
el verano en los ojos
y unas gotas robadas al amor.